Peugeot 106 Premium, un pequeño coche con el equipamiento de una berlina

0
22

Normalmente, los coches de pequeño tamaño están orientados a ser económicos, tanto de adquirir como de mantener. Por este motivo, siempre han solido gozar de un equipamiento algo escaso frente a sus hermanos mayores, así como unos acabados algo más justitos. Sin embargo, en tiempos del pasado, cuando estas características eran mucho más patentes que hoy, algunas marcas introdujeron un acabado algo más lujoso en sus benjamines. Ese es el caso del Peugeot 106 Premium.

En los 80, la fórmula funcionó con el 205 GTI Plus, pero esta vez se apostaba por integrarlo no en las versiones deportivas XSi o Rallye, sino en la carrocería de tres puertas con el motor de gasolina de 1.360 cc y 75 CV, catalizado según la normativa Euro 1 (1993-1996). Presentado en Salón del Automóvil de Bolonia de 1995, se podía escoger en una bonita selección de colores, compuesta por un Blanco pastel, Rojo Lucífero, Verde Mayerling y Azul Miami. Peugeot, además, ponía a disposición de los clientes de este 106 una amplia gama de accesorios.

Uno de los más interesantes fueron las llantas de aleación de seis radios y el acabado en madera en el salpicadero. Pero el 106 Premium destacaba por otras cosas. El equipamiento era digno de una berlina de representación, con una tapicería de cuero completa y Alcántara (incluyendo los reposacabezas de los asientos traseros, muy poco habituales en la época), plazas posteriores partidas, elevalunas eléctricos delante, climatizador, airbag de conductor, servodirección, cierre centralizado con mando y espejos retrovisores calefactados con accionamiento eléctrico.

Durante el proceso de compra en el concesionario, el cliente encargaba asimismo la certificación con el logo “Premium” y el número de la unidad, dado que fue una edición limitada. Tan solo se fabricaron 600 ejemplares, todos ellos destinados al mercado italiano, así que por estos motivos es probable que quizás no conocías al Peugeot 106 Premium. Cuando llegó en diciembre de 1995 junto a su hermano mayor, el 306 Premium, el total de las unidades se agotaron con rapidez, lo que han hecho convertirlo a día de hoy en clásico apreciado por los aficionados de la marca.

Ahora, es el nuevo Peugeot e-208 GT la nueva punta de lanza de los subcompactos de la firma del león, gracias a su motor eléctrico, el más potente de la gama, y a una dotación tecnológica que le sitúa entre uno de los mejores del segmento. De ellas cabe destacar el cuadro de instrumentos digital (i-Cockpit 3D), la navegación 3D con pantalla táctil de 10 pulgadas, el sistema de acceso y arranque sin llave, los asientos delanteros calefactables o la tapicería que combina Alcántara gris y TEP negro, por no mencionar todas las ayudas a la conducción.

Fuente: Peugeot

Galería de fotos:

Credit: Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí