El Mercedes-AMG GT Black Series se hace con el título de Nürburgring

0
27

La última vez que vimos un récord de vuelta para un vehículo de producción en Nürburgring fue en 2018. La cortesía fue del Lamborghini Aventador SVJ, pero la firma de la estrella ha querido arrebatárselo con su nuevo Mercedes-AMG GT Black Series, superándolo en el Nordschleife por apenas un segundo y 35 centésimas. Con el piloto de la categoría GT3, Maro Engel, al volante del deportivo germano, consiguió parar el cronómetro en un tiempo increíble de 6:43,616.

A diferencia de algunos poseedores de récords anteriores, la compañía de Stuttgart afirma que su AMG GT Black Series en particular tenía una configuración completamente de fábrica, desde el equipamiento de seguridad hasta la aerodinámica y, por supuesto, los neumáticos. Siendo el modelo legal de carretera más extremo de la firma, el coupé, de fábrica, tiene la capacidad de ajustarse finamente según el uso que se le vaya a dar, que en este caso fue el intento de récord. Los neumáticos también eran los de serie, unos semislicks Michelin Pilot Sport Cup 2 R MO.

Para hacer el trabajo, el difusor delantero se colocó en la posición “Race”, mientras que el alerón de la zaga se modificó a la posición media para lograr un equilibrio entre carga aerodinámica y no crear demasiada resistencia en las secciones de alta velocidad. La suspensión también se ha reducido en 5 milímetros en la parte delantera y otros 3 mm en la parte trasera, y la inclinación en ambos ejes se estableció en los máximos valores negativos posibles para mejorar el agarre lateral, mientras que las barras estabilizadoras también cambiaron a la configuración más difícil.

Vale la pena señalar que esta vuelta de seis minutos y 43 segundos se registró en la parte más larga del ‘Ring, pero en el circuito completo al uso. El trazado tradicional de la pista tenía coches entrando y saliendo de la pista en diferentes lugares, omitiendo la pequeña recta que viene después de la curva 13. Bajo el nuevo método “oficial” de Nürburgring para registrar los tiempos de vuelta, que usa una única línea de salida/meta e incluye esa pequeña línea recta, el AMG GT Black Series estableció un tiempo de vuelta de 6:48,047, todavía un récord para este segmento.

“Fue un viaje realmente impresionante”, dijo Engel después de la vuelta. “Con velocidades de hasta casi 270 km/h en la sección de Kesselchen y más de 300 km/h en la larga recta de Döttinger Höhe, el Mercedes-AMG GT Black Series es significativamente más rápido que mi GT3. Conducir alrededor de Nordschleife en 6:48,047 con un coche de producción en estas condiciones de pista es realmente asombroso. Al igual que mi coche de carreras, el AMG GT Black Series ofrece unas amplias posibilidades de ajustes, lo que me permitió crear una configuración a medida para mí”.

Por último, cabe recordar que el Mercedes-AMG GT Black Series monta el motor V8 más potente jamás fabricado por la marca. Se trata de una unidad de 4.0 litros biturbo capaz de entregar una potencia máxima de hasta 730 CV a 6.700 rpm y un par motor de 800 Nm desde tan sólo 2.000 rpm hasta 6.000 rpm. Toda La fuerza se envía a las ruedas traseras por medio de la transmisión automática AMG Speedshift DCT 7G, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 325 km/h y hacer el sprint de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos con una carga aerodinámica de 400 kg a 250 km/h.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Credit: Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí