El Impuesto de Matriculación subirá en 2021 más de 800 € por coche

0
27

El 50 por ciento de los coches van a tener pagar al menos un tramo del impuesto y otros hasta dos, cuando ahora no lo pagan ni el 20 por ciento.

impuesto matricuacion

A partir del 1 de enero el Impuesto de Matriculación subirá debido al fin de la prórroga que minimizaba hasta final de año el impacto de las nuevas pruebas de emisiones, denominadas WTLP. Con estas nuevas pruebas, que son más exigentes, un mismo vehículo da valores contaminantes entre un 20 y un 30 por ciento superiores, lo que hará que un importante porcentaje de los coches que se vendan en España incrementen su precio, en torno al 5%, aunque en algunos casos, casi un 10%.

Como ya hemos explicado alguna vez, el Impuesto de Matriculación se calcula por tramos en base a las emisiones de CO2. Así, están exentos de pagar los vehículos que emitan menos de de 120 g/km de CO2. Pagarán un 4,75% si sus emisiones están entre 120 y 160 g/km de CO2; un 9,75% si emiten entre 160 y 200; y un 14,75% de 200 en adelante.

Con el fin de dar margen al sector mientras abordaba la reforma fiscal del automóvil, el Ministerio de Industria aprobó en 2018 un factor de corrección que ahora expira, y que por distintas causas, como el coronavirus, dicha reforma no se ha podido abordar. Según parece, Industria asegura que “se están analizando varias opciones para intentar solventar el problema”. Pero no concreta nada.

El precio de los coches subirá

Mientras no haya una solución, el 50% de los modelos van a tener pagar al menos un tramo del impuesto, y en menos casos será de dos. Actualmente, el 20% de los vehículos está exento de pagar el Impuesto de Matriculación. Así pues, de media el incremento superará los 800 euros. Para el coche más vendido en lo que llevamos de año en España, el Seat León, con un precio sin impuestos de 17.347 euros, implicaría una carga adicional de 824 euros, en su versión con motor gasolina de 90 CV. En otras versiones, superaría los 1.100 euros.

Fuentes del sector opinan que “una subida del impuesto ahora desmoralizaría aún más al comprador”. A pesar de las ayudas del Programa Renove, el pasado mes de octubre las ventas en España registraron una fuerte caída con un retroceso del 21%. En países como Francia, Alemania o Italia, solo caen un 9,5, 3,6 y 0,2%, respectivamente. El alza fiscal afectaría especialmente a los coches fabricados en España, puesto que un 75% incrementaría su precio, según alertó recientemente Renault.

Países como Francia y Portugal ya han resuelto el problema. Francia ha propuesto una subida temporal del umbral mínimo hasta los 138 g/km de CO2. Y Portugal, lo ha resuelto con una reforma en profundidad del tributo. Alemania, primer fabricante de vehículos del continente, directamente no tiene este impuesto. Aquí en España, las Cortes de Castilla y León han pedido al Ejecutivo seguir la vía francesa al aprobar una iniciativa para que con la nueva normativa los vehículos por debajo de 140 gr/km / CO2 estén exentos.

 


Credit: Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí