Así se gestó el desarrollo del Dacia Spring, todo comenzó con el Renault Kwid

0
21

La puesta de largo del Dacia Spring, el primer coche eléctrico de producción en serie de la marca Dacia, ha generado muchísimo interés. Ahora bien, ¿cómo se gestó el desarrollo de este pequeño SUV eléctrico? Para entender las claves que han dado vida al nuevo Spring Electric hay que poner el punto de mira en un modelo destinado a mercados emergentes, el Renault Kwid.

La apuesta de Dacia por la movilidad eléctrica ha comenzado. La exitosa marca rumana ha presentado en sociedad su primer y esperadísimo coche eléctrico. El Dacia Spring ha irrumpido en escena generando muchísimo interés. Y es que, estamos ante un vehículo que cuenta con todos los ingredientes necesarios para revolucionar la movilidad urbana. Un pequeño SUV de segmento A con un equipamiento y prestaciones solventes. Todo ello dentro del mercado de bajo coste.

El nuevo Spring está llamado a desempeñar un papel protagonista en la gama Dacia. Y no solo por el simple hecho de que ayudará enormemente a la compañía a cumplir con las exigentes normativas de emisiones de la Unión Europea. También permitirá llegar a un nuevo tipo de clientes que busca un vehículo de cero emisiones y enchufable para sus recurridos urbanos pero no pueden hacer un gran desembolso económico.

El Renault Kwid, un superventas, ha terminado derivando en el Renault City K-ZE y Dacia Spring

Pero aún hay más. Si el previsible precio de derribo que tendrá el Dacia Spring y sus prestaciones no son un argumento suficiente, cabe señalar también el hecho de que tendrá una variante comercial destinada a profesionales, el Dacia Spring Cargo, así como una versión específica para lidiar en el mercado del car sharing. Por lo tanto, con un único modelo, Dacia ataca tres frentes: movilidad personal (particulares), vehículos comerciales y car sharing.

Desde el momento en el que se anunció de manera oficial el proyecto de desarrollo de este eléctrico, al introducirse el Dacia Spring Concept, se puso el punto de mira en el mercado chino. Y con razón. Lo cierto es que Dacia no ha desarrollado un modelo desde cero. El germen inicial que ha dado vida al Spring ha sido ni más ni menos que un coche destinado a mercados emergentes y que es comercializado con la insignia de Renault.

El éxito del Renault Kwid ha sido clave en la creación del Dacia Spring

Fue en el año 2015 cuando se presentó en sociedad el Renault Kwid, un pintoresco y afable SUV. Un todocamino destinado al mercado indio y que supuso básicamente el primer desarrollo sobre la plataforma CMF-A. Esta plataforma modular, en todas sus variantes, está siendo clave a día de hoy en los planes y hoja de ruta que está llevando a cabo el Grupo Renault.

Renault City K-ZE vs Dacia Spring
El Renault City K-ZE está destinado a China y el Dacia Spring se venderá en Europa

Su aspecto SUV, unido a su pequeño pero espacioso habitáculo para cuatro pasajeros adultos y un precio de salida asequible, ha sido una verdadera fórmula de éxito. El Kwid necesitó muy poco tiempo para cosechar unas magníficas cifras de ventas en la India. Un éxito que se mantiene a día de hoy. Pocos años después, en 2017, inició su aventura comercial en Sudamérica. Y más concretamente en Brasil.

Con el paso del tiempo el Kwid se extendió por buena parte de Latinoamérica y a día de hoy se puede encontrar desde México hasta Argentina pasando por Colombia. Tal ha sido el desempeño de este modelo que, a pesar de lidiar en el segmento A, se ha convertido en una punta de lanza y un auténtico pilar central de la gama Renault en mercados emergentes clave. Tanto a uno y otro lado del océano Atlántico.

A finales del pasado año se introdujo en la India un importante «facelift» del Kwid. Una actualización de mitad de ciclo que permitirá a esta generación, la primera, afrontar el resto de vida comercial que le queda por delante. Esta puesta a punto trae consigo cambios en a nivel estético y tecnológico. Tarde o temprano dará el salto al continente americano, aunque por ahora no hay una fecha oficial para su lanzamiento.

Dacia Spring
El primer coche eléctrico de Dacia ya es una realidad. Llega el nuevo Dacia Spring

En 2019 las ventas del Renault Kwid a nivel global superaron rondaron las 184.000 unidades. Desde su lanzamiento, año tras año, ha ido aumentando de manera exponencial sus matriculaciones. La India es el mercado donde más ventas cosecha.

El Renault Kwid da el salto a la movilidad eléctrica en China

Renault, en 2018, mostró al mundo su intención de electrificar al más alto nivel el Kwid. En el marco del Salón del Automóvil de París se introdujo en sociedad el Renault K-ZE Concept. Un modelo conceptual que sentaba las bases de un coche eléctrico basado en la misma arquitectura del Kwid. Aproximadamente medio año después, se presentó la versión de producción, el Renault City K-ZE.

El Renault City K-ZE nació con un objetivo muy claro. Replicar el éxito comercial del Kwid en el mercado de la movilidad eléctrica y, especialmente, en China. Allí ya se encuentra a la venta, y no solo bajo la marca Renault. Sus prestaciones, aunque son comedidas, podemos decir que cumplen con creces.

Dacia Spring
El Dacia Spring homologa una autonomía de 225 kilómetros según el ciclo WLTP

Desde el mismo momento que entró en escena el City K-ZE comenzaron a surgir informes muy fiables que apuntaban a un hecho muy importante. Y es que este coche chino sentaba las bases del futuro eléctrico de Dacia. El tiempo acabó confirmando estas informaciones y, aunque en líneas generales estamos ante el mismo vehículo, lo cierto es que el modelo de Dacia presenta una configuración de equipamiento especialmente orientada al público europeo.

La autonomía y prestaciones del Dacia Spring

Si bien el Dacia Spring no está conectado directamente con el Renault Kwid, queda claro que, de no haber tenido ese enorme éxito, el Kwid no habría sentado las bases para el desarrollo de un eléctrico chino que finalmente dio el salto al Viejo Continente. El Dacia Spring es propulsado por un pequeño motor eléctrico de 33 kW (44 CV) y 125 Nm de par máximo instalado en el eje delantero y alimentado por la energía almacenada en una batería de iones de litio de 26,8 kWh.

Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 125 km/h. Homologa una autonomía de 225 kilómetros según el ciclo WLTP. En ciclo urbano la autonomía se incrementa hasta los 295 km y con la función ECO, aunque se limita la entrega de potencia y la velocidad máxima, la autonomía se mejora hasta en un 10%.

Credit: Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí